El mundo de hoeman

"Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor."

domingo, abril 04, 2010

Un cúmulo de tonterías, de estómagos agradecidos

No suelo leer el panfleto sectario (siendo generoso) que es el Superdeporte, a veces entro por internet, y casi siempre me llevo sorpresas. Éstos y otros periodistas valencianos se creen que por repetir una mentira millones de veces, o en su defecto, manipular los hechos para apoyar un argumento, se convierte en realidad. En la era de la tecnología aún se piensan que los aficionados son tan burros como para creer en lo que digan como signo de fe -periodistas adoremus-, cuando más bien todas esas campañas que montan resultan contraproducentes, y normalmente, como están guiadas por intereses no futbolísticos, suelen quedar una vez tras otra en ridículo. Pero parece que les da igual, ya han asumido su papel de bufones de la sociedad. Una lástima la degradación que muchos periodistas hacen de su profesión.

Manuel Fernandes es uno de los puntos de choque entre manipulación cansina y barriobajera y realidad. Además, el portugués, en cada entrevista que da, ha demostrado no ser un blanco fácil y tener la cabeza bien amueblada. Es él quien señala directamente a esos periodistas que se creen doctrinales, por una manida y consabida campaña mediática en su contra. Ya ocurrió a principios de temporada con Éver Banega, la del portugués está siendo incluso más cruel y zafia.

Paso a citar una columna que me ha llamado la atención, por lo injusta, desafortunada y fuera de lugar.

Tonterías las justitas, por Julián Montoro

Manuel Fernandes le pega desde fuera del área y el balón se cuela en la portería del Atlético. Es gol y el portugués lo celebra, busca como poseído a los fotógrafos, se golpea reiteradamente el pecho como queriendo salvar el ego al tiempo que reclama de manera ininteligible no se sabe exactamente qué. Cualquiera que lo vea y no sepa de qué va el asunto debió pensar que estamos ante una víctima del sistema, un genio incomprendido, un cerebro injustamente valorado (1). Todavía hay aficionados que se dejan engañar por estas escenas, pero no, no estamos ante un crack marginado, estamos ante un futbolista que costó al Valencia 18 millones de euros, que el jueves hizo su primer y único gol en año y pico, que apenas ha jugado un par de partidos decentes en los últimos meses y que si en algún momento se ha dudado de su profesionalidad ha sido con motivos más que suficientes (2).

Pero al final el fútbol siempre da oportunidades a todos, lo que hay que estar es preparado y dispuesto para aprovecharlas en lugar de perder tiempo y energías en otros menesteres. Y el destino ha querido que sean ellos, los que ahora están jugando por ausencia de otros, quienes decidan adónde va a estar el Valencia a final de temporada y también la próxima. No Albelda, Marchena, David Navarro, Mathieu o Miguel, como en principio parecía estar escrito (3), sino otros como Manuel Fernandes, Maduro, Jordi Alba y Baraja. Por eso a Manuel se le puede hasta aplaudir que a última hora haya tenido a bien enchufarse aunque sólo sea por subirse al tren del Mundial, porque el equipo lo necesita. Por eso queremos que hoy juegue bien, que asuma responsabilidades y haga un trabajo solidario como el jueves. Hasta le animamos a que consiga más goles como ese y más si son para ganar el partido, porque es jugador del Valencia como todos. Por lo demás, que los celebre como le venga en gana, pero tonterías las justitas. (4)


(1) Efectivamente, Manuel Fernandes está siendo víctima de un sistema corrupto, donde la profesionalidad, y especialmente la ética, brillan por su ausencia en la mayoría de ocasiones. La campaña mediática a la que se le está sometiendo es irracional e injusta, siendo el Superdeporte uno de los abanderados en ello. Fernandes tiene todo el derecho del mundo a reivindicarse y dejarles con el culo al aire. Sigan sacado pecho hasta que tengan que bajar la cabeza (algo que ocurriría, en caso de que tuviesen dignidad y respeto por su profesión).

(2) Más bien, todavía existen aficionados que se dejan engañar por panfletos y corrientes de opinión cuya intención no está del todo clara, o al menos, no parece limpia. Asimismo, quisiera recordarle, que cuando un jugador se recupera de una gravísima lesión necesita tiempo y oportunidades para coger ritmo y confianza. También, me gustaría hacerle notar que sus actuaciones en partidos anteriores no habían sido malas, por mucho que ustedes se empeñen en repetirlo, o no valorar movimientos sin balón, presión, coberturas y demás trabajo increíblemente útil para cualquier equipo.

(3) En algunos casos, como por ejemplo el de Albelda, escrito y re-escrito, a bombo y platillo, por ustedes.

(4) Efectivamente, tonterías las justas, así que deje de tratarme como si fuese un lerdo. "Tonterías las justitas".

4 Comments:

  • At 4:12 p. m., abril 04, 2010, Blogger Lobo said…

    Vata tela, la prensa es cada día más estomagante. El "artículo" de marras destila bilis y rencor por todas partes, está claro que Manuel está dejando en mal lugar a todos los que le han querido linchar al amanecer, les duele que les deje con las vergüenas al aire y se defienden como gato panza arriba. Ahora buscan una salida digna a toda la mierda que han estado soltando, excusas y autojustificaciones no les van a faltar, pero es tarde, ha quedado bien claro una vez más que lo que mueve a la prensa no es la voluntad de informar si no otros intereses bastardos e inconfesables. Afortunadamente, por más que se afanen en seguir malediciendo y deformando a discreción, cada vez engañan a menos gente.

    Gran respuesta Hoeman.

     
  • At 5:23 p. m., abril 04, 2010, Blogger Juan Al said…

    jojojo debes ser de los bien pocos que lee a Montoro

     
  • At 7:17 p. m., abril 04, 2010, Blogger Drakul said…

    A sus pies sr hoeman

     
  • At 6:34 p. m., abril 05, 2010, Blogger hoeman said…

    @ Lobo

    Perfecto resumen, lo suscribo como si fuese mío.

    @ Juan Al

    Afortunadamente, sólo de vez en cuando.

    @ Drakul

    Gracias.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home