El mundo de hoeman

"Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor."

martes, junio 17, 2008

Homenaje a un genio

La República Checa ya está eliminada de esta Eurocopa, como era de esperar por el escaso talento individual de sus componentes, aún así nos dejó muestras de un equipo sólido y muy complicado de batir. Sólo un fallo de su mejor futbolista, Petr Cech, impidió que ahora estén en 1/4 de final. Eso, y que se quedaron sin gasolina cuando aún restaban 15 minutos. Y ya sabemos que cada día está más cara.

Karel Brückner, aquel entrenador que nos maravillara dirigiendo a la República Checa hace exactamente cuatro años, volvió a mostrarnos cómo debe jugar un equipo. Si la Holanda de esta Eurocopa recuerda al Barça de Cruyff, la República Checa hacía lo propio con el Arsenal de Wenger. Para ser más exactos, su entramado defensivo, y mientras les quedaron fuerzas. Futbolistas perfectamente cohesionados, esquema tipo 1-4-1-4-1, basculación y formación de una "tela de araña" alrededor de quien llevaba el balón, con ayudas infinitas de compañeros y siempre algún defensor próximo a quien tuviese la posesión del esférico. En ataque ya se diferenciaba mucho más, y es que, Brückner, sabedor de que su equipo no va sobrado de técnica, decidió usar sus recursos como él pensaba que podría sacarles más beneficio. Y bajo mi punto de vista lo consiguió. Pocas veces un perdedor despertó en mí tanta admiración. Porque el "fútbol metalúrgico" (Perarnau dixit) también puede ser hermoso. Balones en largo al "hombre boya" Koller coordinado con un adelanto al unísono de todas las líneas del equipo, primero para ganar el rechace, y en caso de que no sea posible, para reducir los espacios al adversario y que no pueda atacar con claridad, intentando forzar la pérdida de éste. También se intentaba entrar por bandas -preferiblemente culminando con centro- aprovechando a sus dos hombres con más calidad individual: Sionko y Plasil. Así de sencillo y maravilloso puede ser el fútbol. Aunque no todo deben ser halagos: creo que se equivocó en la segunda mitad no dando entrada a delanteros de contraataque, para matar el partido, como pudieran ser Baros y Fenin. Cada minuto que pasaba las líneas retrocedían un poco más... los turcos recortaron distancias y más adelante llegó el imperdonable error de Cech -que no ha vuelto a su nivel habitual desde su lesión en la cabeza-. La República Checa necesitaba oxígeno pero todos los cambios ya estaban hechos, que además, eran defensivos. Brückner se lo jugó todo a una carta, y le salió mal. Apareció Nihat. Aún así me parece digna de admirar la labor del técnico checo al mando de su selección. Sinceramente, para mí, ha sido una decepción. Creo que podía haber dado mucha más guerra que los turcos.

Foto: www.iffhs.de (APA)

7 Comments:

  • At 8:32 p. m., junio 17, 2008, Blogger www.checheche.net said…

    Pues para mí ha sido eliminada con toda justicia por no saber matar el partido o ralentizarlo, que sólo con eso les bastaba (y digo yo que el entrenador será responsable directo de esa falta de oficio).

    Little

     
  • At 9:27 p. m., junio 17, 2008, Blogger Álvaro said…

    Es de los grandes entrenadores que no llegan a triunfar espectacularmente pero se nota que lo hacen bien,sacan partido de donde no lo hay.

    Quiéres intercambiar links?

    Saludos
    www.hablemosdfutbol.blogspot.com

     
  • At 11:31 p. m., junio 17, 2008, Blogger piterino said…

    La verdad es que ha tenido cintura para cambiar la cara totalmente de la selección checa, y la baja de Rosicky fue definitiva en ese sentido. El partido lo tenían bien encarrilado pero esa tela de araña de la que hablas se desintegró en cuanto Turquía apretó. Y lo peor para ellos es que ni siquiera tuvieron los turcos que jugar de perlas; les bastó con adelantar líneas, centrar a Arda y pegar a las bandas a los extremos. Con eso, el regalo de Cech y la descolocación atrás tirando la línea ...

    De todos modos, yo insisto en que quienes han hecho más méritos para pasar han sido los suizos, pero la falta de acierto y de fortuna les han dejado fuera.

    Saludos.

     
  • At 3:22 p. m., junio 18, 2008, Blogger alexu6692 said…

    Seguramente la Rep.Checa del 2004 fue uno de los primeros equipos que me enamoró, la mejor versión nunca más vista de Baros, el siempre fiable koller, Nedved y Rosickyaportando llegada y toque, y ese extremo que rompió mi pnesamiento de que un extremo viejo no podia desbordar, Poborsky creo que aun está en la mente de muchos.
    Sin embargo ahora viven de lo que fueron teniendo como casi único recurso ofensivo, las prolongaciones de Koller( a lo que acompaño una mala defensa turca ante este recurso)
    A pesar de todo eso, chapeau Brückner

     
  • At 3:36 p. m., junio 18, 2008, Blogger www.checheche.net said…

    Contra la Turquía fueron unos pollos.

    V Molins

     
  • At 4:02 p. m., junio 18, 2008, Anonymous Postmoe said…

    Llevo días pensao que ya basta de estar siempre de acuerdo contigo, pero es que últimamente vamos en la misma onda.

    Me gustó mucho el trabajo táctico de la República Checa y su utilización inteligente de sus recursos (menos Baros).

    Muy juntitos, bien trabajados. Un entrenador así haría campeona a España con facilidad.

     
  • At 6:21 p. m., junio 18, 2008, Blogger hoeman said…

    @ Little

    Bueno, no supo finiquitar el partido, pero tampoco nadie contaba con el error de Cech.

    @ alvaro

    Pues si.

    @ piterino

    Yo más bien creo que se desfondaron a nivel físico, y es que la media de la selección es bastante alta.

    @ alexu

    utilizaron sus armas y merecieron pasar, al menos en mi opinión.

    @ VM

    Los turcos ya han cumplido su papel, no se lo pueden negar.

    @ postmoe

    jejeje, eso es que tenemos buen gusto :P La verdad es que un entrenador así en españa no vendría nada mal, aunque probablemente la prensa se le echaría encima...

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home