El mundo de hoeman

"Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor."

domingo, julio 30, 2006

Cómo son los posibles rivales del Valencia en Champions

El blogger amigo Pedro Arbide "Piterino", experto en fútbol internacional que posee su propio blog, se ha ofrecido muy amablemente a descubrirnos los rivales que el Valencia se puede encontrar para superar la fase previa de la Champions. Es todo un honor y un placer este detalle por su parte, eternamente agradecido.

FC ZURICH

El vigente campeón suizo parece partir con menos opciones de ser rival valencianista que los austriacos del Salzburgo, pero tendrán sus opciones. Al menos, tratarán de hacer valer el escaso gol de renta que consiguieron en la ida en casa. Fue una pena ese partido para ellos, en el que salieron en tromba , con dos goles en los primeros veinte minutos, pero no supieron manejar esa situación, ni tampoco el decorado de la segunda parte, con 2- 1 en el marcador y los austriacos con un hombre menos.

El crecimiento del Zurich en el último año y medio ha sido espectacular. Lucien Favre ha apostado por la juventud, el orden y la movilidad arriba y los resultados han sido inesperados. El equipo se proclamó campeón de Suiza la pasada temporada de manera increíble con aquel agónico gol de Filipescu (el ex bético, hoy ya fuera de la plantilla) en Basilea en la última jornada. Un título sorprendente que tiene su continuidad en el arranque de esta campaña con su contundente liderato: tres jornadas, tres victorias, ningún gol encajado.

La columna vertebral del equipo campeón se mantiene con las únicas bajas reseñables en el plantel del mencionado Filipescu y el armenio Petrosyan. El portero es joven, con buenos reflejos pero algo irregular. Se llama Johnny Leoni y se le reconoce por su llamativa cresta en el pelo; atrás, Stahel y Schneider juegan en los laterales. El primero es bastante potente y tal vez acabe jugando más adelante como central, el segundo bastante desbordable y duro; el finlandés Tihinen, ex Anderlecht, lidera la zaga por el centro y domina el juego aéreo.
La pareja de mediocentros es lo mejor del equipo: Dzemaili y Margairaz. Los dos han estado en la lista de Kühn en el Mundial y son el futuro de la selección suiza. Dzemaili es el relevo natural de Vogel, igual de inteligente y sencillo pero bastante más duro que el milanista; Margairaz fue uno de los mejores jugadores de la Liga suiza el año pasado. Es potente, tiene calidad y llega muchísimo. Necesita libertad para llegar y el Valencia haría bien en anularle porque cortocircuitaría el juego del Zurich. Ojo también al juego del joven de origen turco Inler por la derecha y a las llegadas del brasileño Clederson César, que sorprende muchísimo y hace goles.
El guineano Alhassane Keita es el mayor peligro ofensivo de los suizos. Es pequeñito y un quebradero de cabeza, máximo goleador en Suiza el año pasado y autor de cuatro goles en las dos primeras jornadas de éste. Le suele acompañar Rafael de Araujo, brasileño de mucha movilidad y con el que se entiende bien y con espacios hacen daño.

Así que ojo con las contras (los puntas van a buscar las espaldas de los laterales que suban para traerse a un central y generar un segundo espacio por el centro, una jugada que han repetido hasta la saciedad con Fauvre), el juego de Margairaz e intentar aprovechar la única situación en la que suelen perder el orden: cuando pierden la pelota, se repliegan con lentitud y sin concierto.



RED BULL SALZBURG

El Salzburgo (curiosamente, protagonista de uno de los primeros posts de mi blog) es otro equipo que sorprendió en su liga la pasada temporada. Integrado en esa especie de “holding” deportivo que está armando la Red Bull (con el equipo americano, las escuderías de Fórmula 1, el hockey sobre hielo,…), lo que le ha reportado una inyección económica alta que, lógicamente, ha hecho crecer deportivamente al equipo. Tan es así, que pasó de ser penúltimo de la Bundesliga austriaca en 2005 a pelear por el título en 2006, terminando en segundo lugar.
Al igual que el Zurich, lidera su liga tras tres jornadas con un Zickler imparable.

El poderío económico del Salzburgo explica los fichajes de Lothar Matthäus para su banquillo y del legendario Trapattoni para la dirección deportiva. La plantilla se ha reforzado también, con las llegadas de Niko Kovac (faltaba un conductor en la media), el serbio Dudic, el alemán Tiffert y los suizos Meyer y Vonlanthen. Si remontan el 2-1 ante el Zurich (sin Aufhauser, sancionado, baja importante para su medular) se medirán al Valencia al que tratarán de aguantar atrás y salir a la contra tanto en casa como fuera, con ese fútbol de fuerza en el medio que tanto gusta a Matthäus, de no complicarse atrás, de marcajes duros y velocidad arriba.

Timo Ochs es el meta del Salzburgo. Alemán que prometía bastante en sus inicios y que ha relanzado su carrera en Austria. Buenos reflejos y muy valiente en las salidas. Atrás parece fijo el húngaro Bodnar en la derecha (capitán de la selección de Hungría) y el veterano Thomas Linke en el centro. Las opciones que tiene Matthäus para completar la defensa pasan por Remo Meyer al lado de Linke (mejoraría como lateral porque se descoloca demasiado pero se esta haciendo con el sitio) o el chileno Jorge Vargas con Carboni como alternativa (curioso nombre para medirse al Valencia el del argentino, muy luchador y querido por la afición el ex de Lanús. Me gusta más en la media) y si insiste con Dudic para el lateral izquierdo ahí va a tener el equipo español una vía de agua para abrir, porque es lento y muy desbordable.
El “pulmón” del equipo es Aufhauser, que no podrá jugar ante el Zurich por sanción; Niko Kovac ya luce galones en la media de los Red Bulls y es indiscutible. Si Matthäus quiere aguantar, colocará a su lado a Carboni. El ex del Stuttgart Tiffert es peligroso por su capacidad de llegada y Patrik Jezek se perfila como titular por la izquierda. Una pena la ausencia de Ivanschitz (la verdad es que desconozco cuándo volverá a contar para Matthäus), el futbolista austriaco de más talento, que llegó del Rapid en enero y que no termina de explotar por su irregularidad (ante el Valencia saldría muy motivado) y por jugar permanentemente en la derecha.
Zickler es el gran peligro goleador del equipo. Lleva cinco goles en tres partidos de la Bundesliga y conserva casi intacta su velocidad e inteligencia. Con Vonlanthen unos metros por detrás y con libertad para caer a un costado puede formar una pareja a tener en cuenta, aunque aún no han jugado muchos minutos juntos. El tanque checo Lokvenc y el astuto Janko (clave en la recta final de la pasada liga) son las otras bazas austriacas para el ataque.



Queda claro que el Valencia debe pasar sí o sí, independientemente de lo que ocurra en el EMS Stadion el miércoles. Habrá que ver cómo está el equipo de Quique y qué alternativas ofrece respecto al año pasado (a bote pronto, con Morientes y Del Horno, mucho más poderío aéreo, pero esa ya es otra cuestión) pero, desde luego, tampoco pueden quejarse del resultado del sorteo. ¡Suerte, Valencia!

8 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home